Este sitio fue creado para aquellas personas que deseen contar experiencias y situaciones que pasaron en su vida, ya sea para recibir consejos, comentarios, opiniones o para dar un mensaje de esperanza.

Si deseas compartir tu historia, primero debes registrarte.

Todo se fue rápido

No me hablaba, yo era quien lo buscaba y no entendía por qué se portaba así, después empezó a decirme que El necesitaba otro tipo de noviazgo y no de manita sudada y yo me sacaba de onda. Volvimos a vernos muchas veces, pasabamos el tiempo juntos pero emoezaba a ponerme miles de pretextos todos relacionados con su trabajo. Siempre me decía que nos veriamos y al final me cancelaba de último minuto, sus acciones fueron tan repetidas que terminé con una ciris de ansiedad y terminé en un hospital sedada por días y si me preguntan, ¿te visitó? ¿te llamó? No, no lo hizo, ni un mensaje ni un cómo estas, nada. Me dolió tanto que al darme de alta me dieron crisis continuamente y tenía que estar dropada con medicamento. Fue un momento duro porque aparte iba a trabajar y mi jefe me acosaba, no tenía con quien compartir y él seguí inventandome excusas de que no podia verme por trabajo, hasta que un día le dije: si no me quoeres dimelo y me voy pero dilo por favor porqie yo te quiero y no es justo para mí. Me dijo: no, yo te quiero, te quiero. Me alejé de ēl unos días y no le importO, volví a acercarme y nos vimos, ese día lo abracé y lloré mucho, era mediado de noviembre de 2015. No lo había visto en 3 meses. Lloré porque lo extrañaba mucho, porque yo si lo quería pero en el fondo, muy en el fondo sabía que no era recíproco.