Mis hermanas ve vistieron de niña y me gustó mucho...

Mi historia...
25 de mayo de 2010 a la 1:11

¡Buen día!

El concepto Pinafore o Petticoat no es muy conocido, de hecho tardé 34 años para saber de qué se trataba la historia de mi vida, mis dudas, angustias y quién era yo...

Llamé un millón de veces al Cipac (Costa Rica), al número +5068002472227,http://www.cipacdh.org, traté el tema con todo lo que sabía, me intrigaba y reconocía en mi en ese momento…, ellos se acercaban a aliviar mi tensión, pero no era suficiente, nunca daban con lo que realmente era. A veces creían y me hacían creer que yo era fetichista, travesti, transexual e incluso transexual lesbiana... ¡pueden creer!

Por dicha, luego, con mucha paciencia y dedicación, y luego de masticar mejor mi inglés, gracias a un curso de 1 año que recién llevé...; me atreví y pude encontrar mi situación descrita exactamente como me sucedió y que tiene ese nombre... Pinafore / Petticoat.

Luego, con un poco de información me descubrí... Lejos de ser como me decían en Cipac, lo entendí en la página http://www.ninointerior.com y luego, claro aunque al final... una muchacha que se hace llamar Sofía del Cipac, me sugirió buscar en internet sobre Psicología Transpersonal, y así si, por fin ya logré entender quién soy. Muy lejos de lo que la mayoría podía imaginarse: una Víctima de Petticoating Familiar...

Mi Historia...

Soy la hij@ número 4 de mi familia, crecí en un ambiente muy humilde y de bajos recursos económicos… Mi madre y mis hermanas me vestían con la ropa que una le dejaba a la otra cuando crecían y ya no les quedaba… Así que a mí me tocaba… me vistieron como niña, ¡preciosa y coqueta niña! Luego quién sabe por qué razón… dejaron crecer mi rubio cabello y me hacían peinados, colitas y trenzas como toda una niña… Además me vestían con vestidos de flores y con vuelos, enaguas, blusas, toda la ropita interior de las niñas de mi edad y jugaba igual que ellas... Incluso usábamos esmalte de uñas y a veces pintaban mis labios... Mmmm qué feliz era así..., para mí así todo era lo más natural del mundo… Yo iba creando en mi una visión tan de niña como la de ellas... y me sentía muy bien… Jamás habría imaginado que por dentro yo tenía unos centímetros demás que ellas... todo así hasta mis 5 años...

Luego un día a golpes, gritos e insultos me obligaron a cambiar mi ropa, vida y estilo... me obligaron a usar una fea camiseta y un pantalón aún peor... Yo no sabía por qué, no sabía qué hacer... llorando les preguntaba ¿qué pasaba, por qué me estaban haciendo esto, qué fue lo tan malo que hice??? ¡Y jamás, hasta el día de hoy lunes, 06 de octubre de 2008, me lo han dicho! En mi inocente cabecita lo único que pasaba era ceder para terminar con ese sufrimiento con el que el mundo se me vino encima… y lo que hice fue vestir por 1 año, hasta mis 6 años, solo con la camiseta, imaginando que era un vestido… A mis 6 años entré a la escuela y tuve que cambiar aún más bruscamente mi mentalidad a un nuevo uniforme (de niño). Claro, al llegar a mi casa siempre buscaba a escondidas la ropita que antes usaba y que me hacía tan feliz, solo que tenía que ser tan cuidadosa porque si se daban cuenta me hacían un problema mayúsculo... Me las ingeniaba y siempre lo hice, guardaba alguna ropa interior de mis hermanas bajo el colchón de mi cama, esmaltes y todo lo que podía… Cuando planeaban algún paseo familiar yo decía que no quería ir, que tenía que estudiar mucho, pero en realidad era para vestirme como la chica que iba creciendo en mi y que quería que le diera espacio y personalidad; yo la percibo siempre, es parte de mi vida, como mi pareja espiritual, física y existencial… y me gusta mucho que sea así. Luego salí del colegio y fui a la universidad. Empecé a trabajar y pude comprarme toda la ropita que necesito para que Ivannia tenga su lugar de ser…

Con los años le pregunté a mi madre que por qué lo hicieron y siempre esquivaba la pregunta o decía que eran ideas mías, que no fue cierto o que fue una vez perdida, como un juego de ellas (mis hermanas) y me daba tanto coraje que me hicieran creer que eran alucinaciones mías...

Hoy, luego de mi investigación de 35 años, ya me siento de lo mejor y Gracias a Dios, ya tengo el Balance personal que tanto estuve buscando en toda área relacionada, que muy distante de la que realmente era, buscaba pertenecer a alguna, pero que nunca la encontraría en español, sino en inglés...Todo esto lo comparto para que al menos alguien pueda evitarle a un niño, todas las incertidumbres y angustias de por vida que conlleva esta placentera actividad... si no se balancea con información de historia, presente y futuro de que se desea y que se puede llegar a ser... sin ser fantasiosa o tratar de tocar las estrellas con los dedos... Tener los pies bien firmes en el suelo y saber nuestros límites y controlar nuestros deseos para que nunca debido a esto recibamos daño o estemos afligidas por nuestra forma de comportarnos, y que nos puede llevar a términos de sexo que tal vez a ciencia cierta no deseemos y que lo que realmente busquemos es cariño, comprensión y amor de la gente a nuestro alrededor...

Déjame tus comentarios, me interesan mucho. Sé que tienes tu historia, compártela conmigo…

Ivanniaya@Gmail.com

Heredia, Costa Rica, Octubre 2008

=============================================

Por ello, mi fin de crear este acceso, es de carácter informativo y amistoso, no sexual... (Las fotos semejan mi imagen interna de quien soy, vestida así sería prácticamente, parecida y atractiva, de hecho escogí estas fotos porque son como el espejo de mis diarias imágenes de mi pensamientos y mi ser plena...)