un gran perro

Esto es una especie de homenaje a mi perro Locky. Un quiltro pero no cualquiera, el a pesar de no ser de raza era a la vista de cualquiera un gran ejemplar, de pelaje negro y ojos cafés de apariencia oscura un el día y brillantes como los de un lobo en la noche, en si su estructura corporal era similar a la de golden retriever con algo de labrador pero no tan grande. En mi mente siempre sera como un gran lobo ya que una de sus mayores características era su destreza para cazar, extremada mente obediente jamas mato una presa sin mi consentimiento, recuerdo tantas veces que trajo a mis manos liebres intactas o los pájaros a los que les disparaba. También recuerdo variadas ocasiones en las que me protegió del peligro ya sean serpientes, quiques o otros perros siempre saltaba delante de mi y se colocaba en posición de defensa/ataque.

Pero su mas grande cualidad su suerte, cuando era solo un cachorrito lo atropellaron mientras acompañaba a mi abuelo a comprar víveres, el pobre parecía estar muerto mi abuelo ya estaba cavando un hoyo para enterrarlo cuando empezó a mover la cabeza, su única secuela de eso fue su cola algo torcida hacia la derecha que con el paso del tiempo ni se notaba, ademas sobrevivió a dos envenenamientos con veneno para ratas, después de la segunda vez mi abuelo decidió tener gatos para ahuyentar a los ratones, yo temí por los gatos, sabia que el no los mataría, pero también sabia que era brusco con los gatos, cuando el estaba pequeño casi recién nacido la gata de mi madre casi le saca un ojo. Grande fue mi sorpresa al notar lo cariñoso que era con las bolitas de pelo, no solo cariñoso puesto que los protegía al igual que a mi, era simpático ver como los quitaba del camino cuando mi abuelo llegaba con su camioneta los muy tontos gatos se quedaban como agazapados cuando aparecía la camioneta y claro era mas que posible que los atropellara.
Mi gran compañero jamas se alejaba de mi mas de tres metros salvo cuando cazábamos, por eso se que jamas lo hubiera atropellado de nuevo si hubiera andado conmigo, por eso estoy resentida con mi abuela.

Por nada mas que su porfía y terquedad mi mejor amigo murió. a mi abuelo nada le costaba ir la a dejar al consultorio pero no ella siempre insiste en ir a pie, mis perros la siguen porque ella desayuna por el camino, pero no lo obedecen como a mi ni se le quedan cerca y menos lo hacia el Locky siempre fiel a mi, se que el iba a morir de todos modos mucho antes de que yo, pero el tan solo tenia 6 años cuando murió y los perros de mi familia viven al menos 18 años, mucho mas que la mayoría de razas. también me culpo por no haber salido a merodear por el bosque que importaba el frió del invierno me habría divertido junto a mi perro. a mi me parece un perro excepcional, quien sabe todos los perros son leales a sus dueños.